Normativa específica

"Volar es un sueño, no un juego"


Contrariamente a lo que mucha gente cree, la utilización de RPAs o drones está sujeta a una estricta y amplia regulación.

En este sentido la Ley 18/2014, de 15 de octubre, en los artículos 50 y 51 de su sección 6ª, establecía una serie de normas y requisitos muy exigentes.

Y el pasado 29 de diciembre se publicó en el BOE el RD 1036/2017, de 15 de diciembre, que define con exactitud los usos y requisitos para una actividad profesional.

Una laxa interpretación de las indicaciones de esta nueva normativa puede inducir a muchas personas y empresas a mostrar determinado tipo de actitudes, con consecuencias impredecibles.

En caso de accidente o amenaza inminente a la seguridad de las personas, la interpretación de la mencionada regulación por la autoridad judicial será, seguramente, extraordinariamente rigurosa.

Las sanciones, en tales casos, podrán ser muy importantes, sin descartar incluso procedimientos por la vía penal.

En este enlace podrás ver la nueva normativa, que nos protege de actitudes temerarias e ilegales.